Reos provocan matanza en cárcel de Brasil

Publicado en 03 Ene 2017
por :

BRASILIA, BRASIL (03/ENE/2016).- Saldo de 56 muertos dejó un violento motín en una cárcel de Manaos, en el Norte de Brasil. El levantamiento se habría originado de la disputa entre dos grupos criminales que controlan la prisión, que además reporta elevados índices de hacinamiento.

La policía pudo tomar el control sólo después de casi 17 horas de motín: “Los presos fueron muertos por los propios internos, un enfrentamiento de extrema violencia” que empezó el domingo en la tarde, informó la Secretaría de Seguridad del Estado de Amazonas, cuya capital es Manaos.

El episodio ocurrió en el complejo penitenciario Anisio Jobim (Compaj) y fue motivado por un choque entre dos facciones criminales: el Primer Comando de la Capital (PCC), originario de Sao Paulo, y el grupo local Familia del Norte (FDN).

La dependencia revisó a la baja el número de muertos reportados inicialmente (60), varios de ellos decapitados y anunció que ya inició el proceso de identificación de los cuerpos. Además se informó que durante la reyerta escaparon 112 reos, de los cuales ya fueron recapturados 40.

Otro motín en la Unidad de Prisión de Puraquequara (UPP), en la zona rural de Manaos, dejó cuatro muertos.

En un tercer motín, hasta ahora sin muertos, se presentó en el Centro de Detención Provisional Masculino (CDPM), también en Manaos

“Es la mayor matanza cometida en una prisión de la Amazonía”, afirmó el secretario de Seguridad Pública de Amazonas, Sergio Fontes, quien aseguró que los grupos de narcotraficantes se disputan dinero y territorio.

“Muchos fueron decapitados y todos sufrieron mucha violencia” para enviar un recado a sus enemigos, añadió.

El motín es uno de los mayores registrados en los últimos años en Brasil, después de la sonada masacre en 1992 en la cárcel de Carandirú, que acabó con 111 presos muertos.

Familiares de los internos se agolparon el lunes en la puerta del presidio, en una zona periférica de Manaos, a la espera de noticias oficiales.

Las autoridades informaron que lograron salvar la vida de unos 12 rehenes y patrullaban la zona en busca de más presos que escaparon durante el motín.

“Sólo hubo muertes en un lado. La FDN masacró a los supuestos integrantes del PCC y algún que otro preso. No hubo contrapartida de la otra facción”, precisó Fontes.

Sobre el autor

Deje su repuesta

*