Procuraduría evidenció grave crisis humanitaria en cárceles de Santander

1462375590_621539_1462375657_noticia_normal

En una inspección el Ministerio Público se encontraron graves circunstancias que deben enfrentar los internos de las cárceles de Santander.

La Procuraduría visitó siete de los nueve centros de reclusión del departamento donde hay hacinamiento, insuficiencia de personal de guardia, represamiento de la atención en salud e incumplimiento de acciones judiciales.

Tras la visita además se determinó que es una constante la falta de asepsia y de un medio adecuado para transportar a los enfermos.

Estos hechos son frecuentes en la  “Modelo” de Bucaramanga, la  Penitenciaría de Alta y Mediana Seguridad de Girón “Palogordo”, el centro de reclusión de Mujeres de Bucaramanga “Chimita” y los penales de San Gil, Barrancabermeja, Vélez y Socorro.

En estas cárceles hay un sobrecupo de 3.020 internos.

La Procuraduría advirtió que en seis de los siete establecimientos carcelarios se evidenciaron distintos niveles de hacinamiento que oscilan entre el 19,52% y el 212%.

“El número de guardias es insuficiente para la remisión de internos, con lo cual se ve afectada la atención en salud y se genera el incumplimiento de los estándares de seguridad” revela un informe de la Procuraduría.

Otro aspecto crítico tienen que ver con el represamiento de la atención en salud y de los procedimientos médicos extramurales que ascienden a cerca de 2.589 en los siete centros penitenciarios,

Sobre el autor

Deje su repuesta

*