Fumigarán algunas cárceles de Ecuador debido al zika

1271220

QUITO, ECUADOR (01/FEB/2016).- El gobierno ecuatoriano ha dispuesto la fumigación de cárceles de seis provincias con una población de unos 16 mil 500 presos, a fin de evitar el contagio de enfermedades como el zika, chikungunya y paludismo, mientras la ministra de Salud pidió a las mujeres no embarazarse.

La ministra de Salud, Margarita Guevara, en declaraciones al canal Teleamazonas, dijo que Ecuador “está enfrentando un problema crítico de salud pública, el virus del zika es un problema importante de salud pública para América Latina y el Caribe, porque tiene implicaciones en las mujeres embarazadas”.

Llamó a los mujeres a “planificar y postergar su embarazo… hasta que científicamente tengamos cómo contrarrestar” este virus.

Está bajo sospecha la posibilidad de que el zika cause malformaciones congénitas cuando las madres embarazadas son infectadas por este mal, que además podría causar problemas neurológicos y musculares a los adultos.

La agencia oficial de noticias Andes, señaló que “se ha planificado un programa de fumigación en los centros de rehabilitación social ubicados en zonas donde prolifera un alto número de mosquitos vectores”.

Destacó que los centros penitenciarios donde se ejecutará la fumigación están en las provincias de Esmeraldas, Guayas, Imbabura, Manabí, Santo Domingo de los Tsáchilas y Sucumbíos.

Ecuador ha registrado desde inicios de enero un total de 22 casos confirmados de zika y 67 casos
sospechosos. De los confirmados, 13 son autóctonos y nueve importados.

Tras el feriado de fin de año, una mujer de 31 años y su hijo de ocho llegaron desde Colombia contagiados de zika, cuando fueron diagnosticados y aislados en su propia vivienda. Fueron los dos primeros casos en el país.

El zika es una enfermedad transmitida por el mosquito aedes aegypti, que también transmite el dengue y el chikungunya, que puede producir daños en los hijos de madres embarazadas y problemas neurológicos y musculares a los ciudadanos que son infectados.

Sobre el autor

Deje su repuesta

*