Lanzan iniciativa para reducir suicidios en cárceles de Nueva York

Publicado en 03 Nov 2014
por :

2006NUEVA YORK, Estados Unidos, nov. 1, 2014.- El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, anunció planes para mejorar el sistema penitenciario y reducir la tasa de suicidio y autoflagelación en las cárceles de la ciudad.

Según estadísticas, entre 2001 y 2007 ocurrieron ocho suicidios y 2,514 incidentes de auto flagelación en Rikers Island, el mayor complejo carcelario de Nueva York.

La iniciativa será financiada por un fondo de $400 mil dólares donado por el National Institute of Justice,  por el Departamento Correccional y el de Salud de NY.  El Vera Institute of Justice emprenderá un proyecto de tres años para revisar y analizar las instancias de suicidio y autoflagelación de los reclusos y hará recomendaciones para evitar que sigan ocurriendo.

 Esta iniciativa es innovadora porque incorpora componentes científicos y nos ayudará a hacer un diagnóstico de la actual situación, focalizar los fracasos en el sistema y remediarlos. La alianza con otras organizaciones nos permite reforzar la seguridad de los reclusos, comentó  Elizabeth Glazer, directora de la Oficina de Justicia Criminal del ayuntamiento de NY.

Para Joseph Ponte, Comisionado del Departamento Correccional de NY, la iniciativa permite estudiar las causas de estos trágicos incidentes y buscar formas para disminuir su incidencia y mejorar la seguridad en los reclusorios.

Los incidentes de suicidio, intentos de quitarse la vida y otros actos de autodestrucción pueden en casos provocar heridas muy serias en la persona, se les conoce como eventos centinela. Autoridades sanitarias actualmente emplean un método de revisión y valoración de cada caso de suicidio que ha mantenido los índices en el sistema penitenciario de la ciudad por debajo de las cifras nacionales promedio.

El suicidio es una tragedia y sabemos también que puede prevenirse. Estamos trabajando juntos para identificar los entornos que podrían ser de alto riesgo para detonarlo a fin de reducirlo subrayó el doctor Mary Bassett, al mando del Departamento de Salud de NY.

El suicidio, la autoflagelación y la violencia son problemas que se entrelazan y que ponen en riesgo y traumatizan a los reclusos y al personal de seguridad en las cárceles. La iniciativa pondrá al descubierto una crisis que tiene costos humanos  y sociales muy altos, pero que reduciría la brecha entre el sistema sanitario y penitenciario.

La metodología del programa se deriva de la que emplean hospitales en otros contextos. Por ejemplo, las revisiones rutinarias  que usan los médicos de eventos centinela del suicidas examinando las circunstancias que lo llevaron a lastimarse o a quitarse la vida.

Sobre el autor

Deje su repuesta

*